our sponsors

Botellas momificadas, una idea para personalizar la mesa en Halloween

Os proponemos una manualidad para pasar la tarde en familia la mar de entretenidos y para que la mesa de esta noche luzca terrorífica de verdad: ¡BOTELLAS MOMIFICADAS!

La propuesta nos ha llegado desde la web My Little Day (de la que ya os hablamos en otro post), que está especializada en todo lo necesario para personalizar nuestras fiestas. Ellos, a su vez, han tomado la idea prestada de Brittany, la blogger responsable de esta estupenda bitácora.

Necesitáis los siguientes materiales:
- botellas pequeñas de agua, zumo de frutas, refresco…
- un rollo de papel crepe blanco.
- celo o pegamento.
- un trozo de cartulina blanca.
- rotuladores.

Primero, dibujamos unos ojos terroríficos sobre un trocito de cartulina (o los descargamos de aquí y los imprimimos), los recortamos y los adherimos al tapón de la botella. Después, cortaremos el papel en tiras estrechas de unos 5 centímetros. Cogeremos una de ellas, la pegaremos a la base y comenzaremos a vendar toda la botella con cuidado porque hemos de dejar los ojos de esta momia a la vista. ¡Y ya está! ¡Es supersencillo y muy resultón! Para beber, solo habrá que rasgar el envoltorio.

Se nos ocurre que podéis sustituir el papel crepe por vendas de verdad o por papel higiénico. Si queréis que el resultado sea más consistente podéis darle unos brochazos por encima con una mezcla, a partes iguales, de agua y cola blanca (en este caso, no cubráis la boca de la botella o no se podrá abrir).

¡El resultado es aterrador!

Deja un comentario

Spam Protection by WP-SpamFree Plugin

Advertising